Learneability: alineando el propósito de aprendizaje y la tecnología

Ultimamente escuchamos de la habilidad de aprendizaje (Learneability) y su importancia cada vez es mayor. Pero ¿Qué es?, ¿Cómo podemos implementarla? y fundamentalmente, ¿Desde qué tecnologías?
Sin duda el mundo en el que vivimos nos pide de manera constante la adquisición de nuevas habilidades. No sabemos cómo serán los trabajos del futuro –que ya llegó!-, pero sí sabemos que necesitaremos aprender y adaptarnos a lo que oportunamente se nos demande. En esta línea, las organizaciones esperan la adquisición de determinado conocimiento de manera rápida y efectiva pero, por sobre todas las cosas, buscan en los colaboradores la voluntad de aprender, la curiosidad y la autogestión. Sin embargo, cuánto de esto está facilitado por esas mismas organizaciones generando así un círculo virtuoso?
Hablar de Learneability es hablar de la habilidad de aprendizaje, la mirada de aprendizaje autogestionado que plantea el mindset digital donde quien aprende, está en el centro y por qué no co-creando su experiencia de aprendizaje. Este usuario y su experiencia serán clave a la hora de idear entrenamientos y rutas de aprendizaje por que, más allá de lo que la organización necesite que el colaborador aprenda, necesitará fundamentalmente que tenga interés de hacerlo para que esa motivación lo lleve a cumplirla. Entonces, ¿cómo se logra?. Inicialmente alineando el propósito de aprendizaje organizacional con el propósito de aprendizaje del colaborador. Como verán, este propósito debe ser compartido y para eso es imprescindible conocerlo y en base a él co-construir experiencias.
Esta mirada de aprendizaje autogestionado, también incluye el aprendizaje en comunidad y la posibilidad de dar lugar a la gamificación donde el error es parte necesaria del proceso de aprendizaje.
Si el colaborador, en su vida personal, aprende de manera intuitiva, autogestionada y en comunidad, ¿por qué no llevar eso a la organización? Existen herramientas y plataformas que pueden colaborar con el diseño de la ruta de aprendizaje y la concepción del usuario en el centro. Sólo es tiempo de pensar la experiencia de aprendizaje de la misma manera que se gestiona el proceso de creación de un producto por una demanda determinada. La mirada ágil sobre el aprendizaje se centra en la persona que aprende, considera sus intereses, el impacto real en su actividad y esto no puede más que llevar al éxito de cualquier entrenamiento, plataforma y diseño de aprendizaje posible.
Si querés saber más sobre cómo podemos colaborar en la implementación del mindset digital y learneability a través de tu plataforma LMS, no dejes de escribirnos a contacto@cilte.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.